0 Usuarios y 1 visitante, están leyendo esto.


¡Dios lo quiere! Escenario HC en las Cruzadas
Páginas: [1]
     

¡Dios lo quiere! Escenario HC en las Cruzadas Desconectado Tirador
Capitán (4468 mensajes) . 04 Dic 2017, 14:16

“En algún lugar al Sur de Tierra Santa, junto a Egipto, agosto del año del señor de 1.192…”

“La batalla estaba llegando a su punto definitivo. Una densa polvareda envolvía a los combatientes y no dejaba ver más allá de unos metros… los caballeros cristianos, desorganizados y sedientos, trataban de encontrar un objetivo al cual cargar, mientras que de las nubes de polvo no dejaban de entrar y salir jinetes sarracenos que no paraban de hostigarles. La situación empezaba a ser desesperada, y, para colmo, el Rey había caido… junto con el maestre del Hospital Gambier de Nablús y cientos de otros caballeros...”

Hemos jugado una batalla con el reglamento de Hail Caesar!, ambientada en la Tercera Cruzada, entre las huestes de Ricardo Corazón de León y las de Saladino, revancha de una partida anterior donde los cruzados se impusieron con relativa facilidad a los musulmanes por lo cual cambiamos algunas características de las listas de ejércitos, quedando configuradas así:


RICARDO I DE INGLATERRA (9),
secundado por Stephen Longchamp, Felipe II de Francia o Hugh de Borgoña

1x Caballeros Selectos (CP, peq.)      7   4   2/0   0   4+   4   Ansiosos, Lanzas de Caballero, Luchadores Duros

5x Caballeros (CP)            9   6   3/0   0   4+   6   Ansiosos, Lanzas de Caballero, Luchadores Duros


GARNIER DE NABLUS, MAESTRE DEL HOSPITAL (8),
secundado por Robert de Sablé, Maestre Templario

1x Caballeros Hospitalarios (CP, peq.)   7   4   2/0   0   4+   4   Fanáticos, Impetuosos*, Lanzas de Caballero, Luchadores Salvajes

1x Caballeros Templarios (CP, peq.)   7   4   2/0   0   4+   4   Ansiosos, Firmes, Lanzas de Caballero, Luchadores Duros

1x Turcopolos (CL, peq.)         5   3   2   2   6+   4   Disparo Parto, Retirada Fingida

1x Infantería de las Órdenes Militares (IP)   7   7   3   2   4+   6   Ballestas, Firmes


GUY DE LUSIGNAN, REY DE JERUSALÉN (8),
secundado por Henry de Champagne, futuro gobernador de Jerusalén

1x Sargentos (CP, peq.)         7   4   2/0   0   4+   4

4x Lanceros y Ballesteros (IM)      6   6   3   2   5+   6   Ballestas, Firmes

1x Ballesteros (IL)            4   4   3   3   6+   6   Ballestas

1x Peregrinos y Pobres Inocentes      3   1   0   0   0   6   Levas

1x Bagaje               3   1   0/1   0   0   6   Bagaje: eliminado si tiene que retroceder


SALAH AD-DIN (9),
secundado por Al-Afdal ibn Salah ad-Din

1x Mamelucos de Élite (CP, peq.)      7   4   2   1   4+   4   Élite, Firmes

1x Mamelucos (CP)            9   6   3   2   4+   6

1x Destacamento Mameluco (CP, peq.)   7   4   2   1   4+   4

5x Turcomanos (CL, peq.)         5   3   2   2   6+   4   Disparo Parto, Retirada Fingida         


ASAD ZAHIR (8),
secundado por Salih Muhammad

6x Jinetes Beduinos (CL, peq.)      4   3   2   2   6+   4   Disparo Parto, Retirada Fingida

 
AL-MUZZAFAR UMAR (8),
secundado por Al-Mansur Muhammad

2x Fanáticos Ghazi (IM, peq.)      7   4   2   0   5+   4   Ansiosos, Fanáticos, Luchadores Salvajes

2x Arqueros Sudaneses (IM)         5   5   3   3   5+   6

2x Milicias Sirias (IM)         6   6   3   0   5+   6   Levas

4x Jabalineros (H, peq.)         3   2   2   0   0   4

* Impetuosos (lanza 1d6 cada turno, al inicio de la fase de órdenes): si sale de 1 a 5, la unidad está Ansiosa; si sale 6, la unidad realiza una Carga Frenética.

El terreno de la batalla quedo bastante despejado, con unas colinas fáciles a un lado que no entorpecían el movimiento y unos huertos al otro que serian considerado como terreno difícil para el movimiento.

El despliegue de ambos ejércitos es simultaneo, alternando una división o “batalla” de cada bando hasta terminar. Las tropas quedan colocadas así:
Por la parte cruzada, los caballeros de Ricardo en el centro, flanqueados a su derecha por la “batalla” del Maestre Garnier de Nablús y a su izquierda por las tropas al mando del Rey de Jerusalén.

Los sarracenos desplegaron con las tropas de Al-Muzzafar en el centro, ligeramente a la derecha, los jinetes de Asad Zadhir a la izquierda y la “batalla” de Saladino detrás de su infantería, asomando alguna unidad entre esta y los jinetes beduinos de la izquierda.

Unas fotos de los despliegues, por desgracia no hay más fotos de la batalla: (Ver mensajes más abajo).

“Ricardo observó a las tropas musulmanas en la lejanía, entre las reververaciones del calor. Sabía que tendría que abrirse paso combatiendo para llegar a invadir Egipto, pero no contaba con hacerlo tan pronto. De todas formas, confiaba en sus caballeros para volver a romper la línea musulmana, así que dio la orden a avanzar...”

“Saladino no estaba dispuesto a ver como los francos volvían a pasar por encima de sus tropas, como en la batalla anterior, y concibió su plan de batalla para evitar la ventaja de la carga cristiana sobre sus más ligeras tropas… vio que el polvo se empezaba a levantar en la parte cristiana y lo interpretó como que los francos empezaban su ataque. Se volvió sobre su hombro y dio una serie de rápidas ordenes, y al punto los tambores de ordenes retumbaron confirmando a sus comandantes que el plan de batalla seguía su curso,  tal y como el Sultán, que Alá guarde, había explicado hasta la saciedad en Consejo de Guerra. Varias nubes de jinetes ligeros salieron disparados hacia los cruzados que se acercaban...”

La batalla comienza con el avance de la infantería cristiana en ambos flancos, mientras que los caballeros de Ricardo se mueven un poco, a la espera de ver que hacían los de Saladino. Este, ordena a sus tropas ligeras que avancen para hostigar a los cristianos, colocándose delante del centro y la derecha cristianos, e ignorando el frente extendido de la "batalla” de Guy de Lusignan.

“El Rey de Jerusalén observó que las colinas que tenía delante le impedían ver que enemigos tenía al frente, así que ordenó a su gente que avanzase lo más rápido posible para coronarlas y conseguir esa ventaja. Eso le iba a dejar con parte de su flanco expuesto, pero confiaba en el Rey Ricardo para que, con la sola presencia de sus caballeros, conjurase cualquier amenaza contra el mismo. Sabía que los hostigadores enemigos podrían causarle bajas, pero contaba con sus ballestas para mantenerlos alejados...”

Los cristianos avanzan despacio, mientras que los musulmanes les hostigan todo lo que pueden. La división de Ricardo no acierta aún a cargar, mientras que los caballeros de las Ordenes se mantienen en reserva y la infantería de las mismas y su apoyo de turcopolos se acercan a los jinetes beduinos. Tras los intercambios de disparos y una carga de estos últimos, respondida por una contra carga beduina, los turcopolos huyen deshechos, mientras que la infantería del Temple y del Hospital se prepara para recibir las atenciones de los jinetes de Saladino.

“El Maestre del Hospital vio a sus jinetes ligeros acercarse a los enemigos, contaba que la superioridad de los suyos serviría para hacer que alguna de los grupos enemigos fuera rechazado, pero lo que le sorprendió fue ver a sus turcopolos salir al galope de una nube de polvo… ¡en dirección a su retaguardia! - ¡Traidores sarracenos! - masculló -  ¡es hora de hacer que paguen estos infieles!”

Finalmente, los caballeros de Ricardo cargan, llevándose por delante un gran número de hostigadores a pie musulmanes, pero no llegando a contactar con los jinetes ligeros enemigos, que los evaden haciéndoles varias bajas y desorganizando alguna unidad con sus disparos “a lo parto”. La línea de caballería cristiana queda quebrada, y...

“Saladino vió a los caballeros francos cargar, y rápidamente envió una señal a su fiel lugarteniente Asah Hadir. Este, viendo el mensaje de su caudillo, ordenó a un grupo de sus beduinos cerrar filas y cargar por la retaguardia a los cristianos, que se volvieron para hacerle frente… momento en el cual el Sultán en persona cargó con sus mamelucos sobre ellos… ¡Alá es grande!”

Usando la orden de “¡Seguidme”, el comandate de la “batalla” de la izquierda se integra en una unidad de beduinos y la guía a cargar sobre una unidad de caballeros cristianos que habían sobrepasado su flanco; estos se vuelven para hacerles frente, pero han perdido su bono de carga y de lanza. Los mamelucos de Saladino aprovechan para contactarles por retaguardia, y en el combate subsiguiente los caballeros son deshechos, mientras que los musulmanes aprovechan para continuar su carga sobre la siguiente unidad de caballeros más cercana, sorprendida por la carga de flanco; aunque logra salir sin ser eliminada, pero queda desordenada… es en este combate donde los dos lideres principales se implican, conscientes de la importancia del lance… y donde la suerte les es dispar…

“Saladino blandió su cimitarra sobre un caballero cristiano, golpeando por encima del escudo. El impacto sajó por igual carne y metal, haciendo que el infiel se desplomase de su caballo con un grito… rodeado de su guardia miró en su derredor, y vio el estandarte de los tres leones tremolar a su frente. No dudó ¡Por el Profeta! ¡A por ellos!
Ricardo, rodeado de sus caballeros, vio como los mamelucos se le echaban encima. Pero él era Corazón de León, y no iba a desanimarse por ello, así que se zambulló con frenesí en el combate...”

Al haberse implicado completamente con su complemento de dados en el combate, ambos jefes corren el mismo riesgo, pero mientras Saladino sale indemne…

“Una voz se elevó sobre las filas cristianas: ¡El Rey, el Rey ¿donde está el Rey?… ¡¡¡ha caído!!!…"

Efectivamente, Ricardo no tiene tanta suerte y es desarzonado y muerto.

“Garnier de Nablús escucha el clamor que surge de su derecha… ¡el Rey!… rápidamente, ordena a sus milites que carguen, hay que recuperar el cuerpo del Rey, puede que todavía viva… Hospital al frente, Temple apoyando...”

Los caballeros de las Ordenes cargan, con el maestre del Hospital al frente, pero… llegan tarde. Golpean con saña, casi desbandan a los mamelucos de Saladino, pero estos consiguen refugiarse detrás de los jinetes turcomanos, mientras que los hospitalarios deben de retirarse, estremecidos y desorganizados… y, lo peor de todos, habiendo perdido a su Maestre.

Mientras, en el flanco izquierdo cristiano, la infantería, después de coronar penosamente las colinas, poco más avanza. La línea es muy larga, y las ordenes del Rey de Jerusalén no llegan con claridad a los extremos, lo que se traduce en un avance con mucha lentitud.

En el centro, los caballeros cargan contra los Ghazí, pero salen rebotados, quedando en tierra de nadie, y con alguna unidad de turcomanos incluso a su retaguardia. Es ahora cuando se produce el momento narrado al principio…

“La batalla estaba llegando a su punto definitivo. Una densa polvareda envolvía a los combatientes y no dejaba ver más allá de unos metros… los caballeros cristianos, desorganizados y sedientos, trataban de encontrar un objetivo al cual cargar, mientras que de las nubes de polvo no dejaban de entrar y salir jinetes sarracenos que no paraban de hostigarles. La situación empezaba a ser desesperada, y, para colmo, el Rey había caido… junto con el maestre del Hospital Gambier de Nablús y cientos de otros caballeros...”

“Qué hacer… la Cruzada pendía de un hilo”

Finalmente, llegados a este punto, decidimos que la victoria era de Saladino.

“Los cruzados comenzaron a retroceder, intentando no perder el frente a sus enemigos. Algunos de desbandaron pero la mayor parte siguió bajo los estandartes, sabedores que era su única oportunidad de sobrevivir. Mientras, los jinetes de Saladino caracoleaban alrededor de los derrotados, hostigándoles mientras abandonaban el campo. El Sultán, rodeado de sus tropas, dió las gracias con una plegaria, desmontó y lanzó su admonición, pronto coreada por todos los suyos ¡Alá es grande! ¡Alá es grande!...”

¡Hasta la próxima!

castillal *
  Han dado +1: Caballero Andante, Laskar.
     
     

Re:¡Dios lo quiere! Escenario HC en las Cruzadas Desconectado erikelrojo
Capitán (6396 mensajes) #1. 04 Dic 2017, 14:26

Se os acumula el trabajo en el frio norte! Queremos muchas fotos de todas estas partidas!

madrid *
 
     
     

Re:¡Dios lo quiere! Escenario HC en las Cruzadas Desconectado Tirador
Capitán (4468 mensajes) #2. 04 Dic 2017, 14:31

Hay un problema, y es que antes me dejaba insertar desde el Tapatalk... ahora no me deja... o no se como hacerlo.  :nose Ahora sí, debo crear el artículo directamente en Tapatalk, no como antes.

castillal *
 
     
     

Re:¡Dios lo quiere! Escenario HC en las Cruzadas Desconectado Tirador
Capitán (4468 mensajes) #3. 04 Dic 2017, 14:47

Aquí unas fotos del despliegue:



Los jinetes beduinos de Saladino desplegados en orden abierto.




La Batalla de Saladino con los turcomanos y sus ropajes negros, contrastando con los blancos y amarillos de los mamelucos. A la izquierda de la foto parte de los arqueros sudaneses y los ghazí.




Una imagen de todo el ejército sarraceno.



La "batalla" de las Órdenes Militares, con el Maestre del Hospital al mando.




La infantería de Saladino, los ghazí flanqueados a ambos lados por los arqueros y las milicias sirias en apoyo en retaguardia.




El Rey Ricardo junto con sus caballeros, en orden cerrado.


La "batalla" del Rey de Jerusalén comienza a avanzar, dejando al bagaje en retaguardia.

Enviado desde Legio por correo ecuestre

castillal *
 
     
     

Re:¡Dios lo quiere! Escenario HC en las Cruzadas Desconectado Caballero Andante
Alférez (1131 mensajes) #4. 04 Dic 2017, 16:52

¡Otra vez te ha  quedado un crónica totalmente épica, Manu!  :vv

Crónica que, por otra parte, transmite a la perfección la frustración que sentí al mando del ejército cristiano. Era horrible la sensación de ser incapaz de llegar al enemigo mientras, poco a poco, mis líneas acumulaban bajas y desorden... Vamos, que al final me quedé más o menos así:


(Aunque esta gran imagen es de Ferrer Dalmau y representa un jinete ibérico del siglo XIII, creo que es perfectamente extrapolable a nuestra batalla).



La táctica de Tirador de mantener a la infantería en reserva funcionó a la perfección. Por mi parte, la crónica ya apuntaba algunos de los problemas cristianos. Por un lado, la línea de infantería a las órdenes de Lusignan era demasiado larga como para que las órdenes llegasen con facilidad, por lo que apenas entró en batalla. Por otra parte, creo que los caballeros cristianos deberían haberse centrado en buscar el choque con la infantería sarracena en vez de perseguir jinetes entre las arenas del desierto...

¡En cualquier caso, una partida épica!  :ss

00 *
  Han dado +1: Laskar.
     
     

Re:¡Dios lo quiere! Escenario HC en las Cruzadas Conectado Laskar
Marinero (48 mensajes) #5. 05 Dic 2017, 21:29

Una crónica genial. Muchas gracias por compartirla, Tirador (y gracias también a Caballero Andante por complementarla) :cc

Realmente da gusto leer informes de partidas tan bien ambientadas, debió ser un gustazo. Y es muy interesante lo que comentáis de la extensión de la línea de infantería del rey de Jerusalén, y cómo la distancia dificultaba que las unidades siguiesen las órdenes. Habrá que tenerlo muy en cuenta en futuras partidas.

Seguid así, es un gustazo leeros  :rev

catalunya *
  Han dado +1: Caballero Andante.
     
     

Re:¡Dios lo quiere! Escenario HC en las Cruzadas Desconectado Tirador
Capitán (4468 mensajes) #6. 06 Dic 2017, 12:24

Una crónica genial. Muchas gracias por compartirla, Tirador (y gracias también a Caballero Andante por complementarla) :cc

Realmente da gusto leer informes de partidas tan bien ambientadas, debió ser un gustazo. Y es muy interesante lo que comentáis de la extensión de la línea de infantería del rey de Jerusalén, y cómo la distancia dificultaba que las unidades siguiesen las órdenes. Habrá que tenerlo muy en cuenta en futuras partidas.

Seguid así, es un gustazo leeros  :rev
Muchas gracias por tus elogios.

Ahora que me hice con el programa he puesto un pie de foto a cada imagen.

Enviado desde Legio por correo ecuestre


castillal *
 
     
     

Re:¡Dios lo quiere! Escenario HC en las Cruzadas Conectado Asturvettón
Teniente (3648 mensajes) #7. 06 Dic 2017, 12:53

¿Son 15 o 10mm? Lo pregunto porque ahí hay muchas minis...
Da sensación de batalla, desde luego que sí.

extremadur *
 
     
     

Re:¡Dios lo quiere! Escenario HC en las Cruzadas Desconectado Tirador
Capitán (4468 mensajes) #8. 06 Dic 2017, 14:05

¿Son 15 o 10mm? Lo pregunto porque ahí hay muchas minis...
Da sensación de batalla, desde luego que sí.
6 mm. Cada dos peanas es una unidad normal, hay unidades con una sola peana que son pequeñas.

Enviado desde Legio por correo ecuestre


castillal *
 
     
     

Re:¡Dios lo quiere! Escenario HC en las Cruzadas Desconectado Caballero Andante
Alférez (1131 mensajes) #9. 06 Dic 2017, 14:12

Como te dice Tirador, son de 6mm. en peanas con un frente de 6cm.

Te pongo un primer plano:




Y aquí tienes unas cuantas imágenes más:
http://laarmada.net/taller/cruzados-mini-dioramas-en-6mm/



Normalmente jugamos con 1 peana = 1 unidad estándar (frente de 6cm.).
Sin embargo, en esta partida jugamos con 2 peanas = 1 unidad estándar (frente de 12cm.).

00 *
 
     


"Sharp Practice 2": Primer escenario EDITADO

Iniciado por Juan Mancheño

R.: 9
V.: 1284
Último 06 Jun 2016, 21:23
por dyscordya
Escenario para batalla de Sagunto, 1811, Blucher

Iniciado por Ignacio

R.: 2
V.: 490
Último 14 Ene 2016, 16:54
por Ignacio
Candespina, 1110 A.D. (escenario para Hail Caesar)

Iniciado por Caballero Andante

R.: 25
V.: 1644
Último 30 Nov 2016, 14:15
por Tirador
Escenario CrossFire - Suburbios de Stalingrado [report]

Iniciado por Edmund2011

R.: 15
V.: 2243
Último 26 Ago 2014, 21:11
por Garm
Hail Caesar. Escenario Guerras Cantabras.

Iniciado por Tirador

R.: 40
V.: 2672
Último 12 Mar 2017, 13:21
por Caballero Andante

¿Quién está en línea?

SMF 2.0.14 | SMF © 2013, Simple Machines
SimplePortal 2.3.7 © 2008-2017, SimplePortal